logo
¿haces ejercicio pero no bajas de peso?

Tener la vida que siempre has soñado en relación a la apariencia física puede sonar a que debes seguir muchos pasos o que se trata de un reto que es para los demás pero no para ti. Escuchamos a diario recetas o consejos que muchas veces terminan confundiendo más. 

Queremos proponerte una manera de llevar las cosas mucho más sencilla, que esta al alcance de tus manos y que tiene que ver con tres partes esenciales de la rutina diaria si deseas elevar tu calidad de vida en este sentido. Estas partes esenciales son: la comida, el sueño y el ejercicio. En esa ocasión hablaremos de ésta última.

Existen principalmente dos tipos de ejercicio:

1.- Ejercicio aeróbico:

Para llevar a cabo este tipo de ejercicios se necesita la presencia de oxígeno, es decir, mantener una respiración y una frecuencia cardíaca a un nivel constante (dependiendo de la edad la frecuencia cardiaca debe ser entre 100 y 150 latidos por minuto) durante toda la actividad. Son llamados ejercicios de resistencia por su larga duración. Algunos ejemplos son caminar, correr, natación, ciclismo, etc. Los ejercicios aeróbicos usan como principal sustrato los carbohidratos y posteriormente los ácidos grasos, por lo cual estos son los ejercicios más recomendados para perder grasa corporal. Si has decidido vivir en alguno de nuestros desarrollos ya tienes esta parte cubierta: todos los días podrás utilizar amenidades como la pista de jogging en donde además de mejorar tu rendimiento vivirás una experiencia única para disfrutar y sin tener que salir de tu casa.

2.-Ejercicio anaeróbico. 

En estos, por el contrario, no es necesaria la presencia de oxígeno de manera prolongada, ni tampoco es necesario mantener un nivel de ritmo cardiaco constante. Estos son llamados los ejercicios de fuerza, entre los cuales se encuentran: boxeo, karate, pilates, pesas, abdominales, etc. Los ejercicios anaeróbicos utilizan principalmente la glucosa y forman más músculo que los aeróbicos, por lo cual este tipo de ejercicios se utilizan para aumentar el volumen muscular del cuerpo. Hacer este tipo de ejercicio en un gimansio diseñado para ello es importante y si esta dentro de tu fraccionamiento mucho mejor!

Es importante mencionar que el músculo es más pesado que la grasa considerando su volumen. Por eso, una persona puede pesar y medir lo mismo que otra pero verse totalmente diferente. Esto es por la cantidad de músculo o grasa que tenga cada una.

Entonces, si estamos haciendo ejercicios de fuerza y no bajamos de peso, es porque el músculo se ha reforzado y aumentado de tamaño por lo que pesa más. Si no bajamos de peso pero perdemos talla es porque la grasa se ha ido eliminando poco a poco y en su lugar se ha mantenido y ha aumentado el músculo.

Por el contrario, si estamos haciendo ejercicios de resistencia, la grasa debe eliminarse sin formarse gran cantidad de músculo, por lo que sí debería existir una reducción de peso. Estos ejercicios deben realizarse manteniendo un ritmo cardiaco constante (aquel en el que puedas mantener una conversación) y hacerlo por un mínimo de 30 minutos.

Finalmente, la recomendación ideal es realizar los dos tipos de ejercicios. Por ejemplo, para ser un maratonista (ejercicio aeróbico) debes fortalecer tus piernas, espalda, brazos y abdomen (ejercicio anaeróbico). O para ser un boxeador (ejercicio anaeróbico) debes tener condición y resistencia para aguantar una pelea prolongada (ejercicio aeróbico).

¡Así que ya lo sabes! Identifica tus necesidades, ya sea de bajar de peso o de aumentar músculo y empieza con ejercicios que te ayuden a lograr tu meta. Posteriormente ve incluyendo poco a poco el otro tipo de ejercicio que necesitas para mantener el equilibrio y mejorar tu rendimiento.

 

Con apoyo de hierbabuena.com.mx