logo
los accidentes más comunes en navidad y cómo evitarlos

La temporada navideña es un periodo que nos permite vivir experiencias con un toque especial. Rodearse de amigos y tus seres queridos fortalece los lazos y el tamaño de los regalos pasa a segundo plano cuando te das cuenta que la prioridad la tienen aquellas cosas que no se pueden comprar con dinero: tu salud y tu bienestar.

Por ello, la seguridad es un tema muy importante cuando se trata de fiestas y posadas. Queremos compartir contigo los principales riesgos que deben controlarse para que la experiencia siempre sea positiva. Nadie desea estar visitando la sala de urgencias y es muy sencillo si tomas precauciones sencillas pero importantes. 

 

Los riesgos típicos

  • Cocinar: Los platillos típicos para la cena navideña como el pavo y la pierna, representan una de las mayores amenazas de incendio, debido a la cantidad de tiempo que deben permanecer en el horno. No te olvides de supervisarlos.  Si es sobre la estufa, procura cocinar sobre las hornillas más alejadas de la orilla y que los niños pequeños jueguen fuera de la zona. Siempre y sin excepción. Son segundos entre una quemadura o no. 

 

  • Evita la pirotecnia: Evita la manipulación y uso de juegos pirotécnicos, fogatas, incendios y otros artefactos que generen calor. Ésta es la principal causa de quemaduras y afecciones en la piel. Se debe mantener a los niños alejados de dichos riesgos y en caso de alguna lesión, acudir a un servicio de emergencia y no emplear remedios caseros. Cuidado de que ningún conductor de electricidad sea aplastado por puertas o ventanas, que no se encuentren al paso de las personas y que tampoco sean manipuladas por los niños.

 

  • Los calentadores: Es preferible que tus calentadores se encuentren en superficies planas y aleja artículos y objetos inflamables alejados.

 

  • Velas: Es importante que tus velas sean colocadas lejos de telas, cortinas u artículos de plástico e inflamables. al salir de casa, revisa que todo quede apagado. Cuando estén encendidas que sea en lugares alejados de las manos de los niños.

 

  • Árboles de Navidad: Un hermoso árbol verde se puede convertir en un pedazo seco de leña que con cualquier chispa genere un incendio.

 

  • Las luces de Navidad: No sobrecargues los enchufes, revisa que los filamentos estén en buen estado y no saquen chispas o tengan algún corto. Revisa las instrucciones de los aparatos que vas a conectar y no las desestimes. Una recarga eléctrica puede resultar en un corto circuito en solo segundos.  Cuidado de que ningún conductor de electricidad sea aplastado por puertas o ventanas, que no se encuentren al paso de las personas y que tampoco sean manipuladas por los niños.

Recuerda que esta en tus manos controlar los riesgos y disminuir a casi cero la posibilidad de tener que visitar un hospital o pasar un momento desagradable diciendo “no se cómo pasó”. “Los descuidos” pueden estar bajo tu control la mayoría de las veces. 

 

Los peligros del exterior

Mantén una estrecha vigilancia sobre tus tarjetas de crédito y estados de cuenta. Los ciber-delincuentes suelen intensificar sus esfuerzos durante las vacaciones. 

Los expertos no recomiendan utilizar mucho las compras por internet, pues durante esta temporada son más vulnerables estos canales y podrías ser víctima de algún fraude o robo virtual. 

Si quieres saber cómo protegerte de los peligros cibernéticos en contra de tus tarjetas de crédito puedes dar click en este enlace

Con apoyo de metroscubicos.com